El borde de Mercurio

Esta imagen por sí misma nos puede parecer habitual, sin mucha belleza o trivial. Al fin y al cabo parece una fotografía de nuestra Luna y ya hemos visto muchas de ella.

Pero no es la Luna, es Mercurio un cuerpo celeste que gira alrededor del Sol a ‘solo’ entre 46 millones y 70 millones de km de distancia, su órbita, como veis en muy excéntrica, no gira con el Sol en el centro sino apreciablemente descentrado. Mercurio se encuentra a una distancia media de nosotros de unos 150 millones de km y solo por daros dos datos deciros que a causa de su rotación lenta su día dura 58 días terrestres y que el rango de temperaturas en su superficie es de 350 C de día y -170 C de noche.

La sonda MESSENGER, el primer ingenio humano que órbita este planeta, tomó esta fotografía del terminador de Mercurio, una foto de las más de 250.000 que lleva tomadas. Podéis encontrar más información en este enlace de Flickr. Clic para ampliar.

mercurio
Crédito: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Carnegie Institution of Washington
Advertisements

Paco Arnau – Infografías espaciales

Impresionantes éstas infografías de naves, de la Estación Espacial Internacional (ISS) y de la historia de la exploración espacial realizada por Paco Arnau () autor del blog Ciudad Futura.

Las infografías son, por orden de publicación, El mapa de la ISS (también en su versión en inglés), el carguero orbital europeo no tripulado ATV (Automated Transfer Vehicle), el Lanzador y nave Soyuz en su configuración exterior, el Cosmos tripulado de China, el Cosmos tripulado, una historia de todas la naves implicadas en la exploración espacial y finalmente el Cosmos tripulado (II) dedicado a los lanzadores.

En todos los post, además de la infografía, hay explicaciones detalladas sobre el tema tratado, más infografías y material gráfico. Una gozada para los que nos apasiona, a la vez, la astronauta y el diseño gráfico. A continuación os muestro los trabajos de Paco, que seguro le han llevado largo tiempo hacerlos, por el orden que he establecido más arriba. Todas las imágenes tienen como crédito Creative Commons 3.0 ES. Clic para ampliar.

iss-web_v1-1
Crédito: Paco Arnau
infografia-atv
Crédito: Paco Arnau
vistas-soyuz-21
Crédito: Paco Arnau
shenzhou-larga_marcha
Crédito: Paco Arnau
cosmos-tripulado
Crédito: Paco Arnau
cosmos-tripulado_lanzadores
Crédito: Paco Arnau

Animación del vuelo del Falcon Heavy

Como dice Pedro Duque en un tuit: ‘Anda, que como los de SpaceX consigan esto, nos quitamos todos el sombrero pero para siempre!‘. Y tiene toda la razón pues lo que se proponen es difícil de verdad, nada menos que recuperar los dos propulsores laterales del Falcon Heavy, mediante un descenso controlado y después el propulsor principal de la misma manera una vez haya soltado su carga. Lo único que me sobra del vídeo es la música, que manía con poner temas semi heavys.

Saturno, sus anillos y un diminuto Tetis

Es casi inapreciable, pero en la esquina superior izquierda se puede ver casi como un punto el satélite Tetis, de 1060 km de diámetro. La luna órbita el gigante gaseoso anillado unos 100 mil km menos de los que nuestra propia Luna órbita la Tierra, es decir, casi 300 mil km. Esta imagen fue tomada por la Sonda Cassini en agosto de 2012 desde una distancia de Saturno de unos 2,4 millones de km. Más información en Jet Propulsión Laboratory. Clic para ampliar.

PIA14636
Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Nueva vista de los Pilares de la Creación

En 1995 el Telescopio Espacial Hubble capturó una de las imágenes más icónicas que nos ha regalado el telescopio en órbita con su Cámara Planetaria y de Gran Angular 2. Se trata de los llamados Pilares de la Creación, una formación de tres enormes regiones gaseosas, en su interior se están formando nuevas estrellas. La formación es solo una pequeña parte de la Nebulosa de la Águila, también conocida como M16, situada  a unos 7000 años luz de nosotros.

En 2009 se instaló en el Hubble la Cámara de Gran Angular 3 la cual nos ha proporcionado una nueva vista de la región, más afinada y con más detalle que es la que podéis ver más abajo. Además nos ha proporcionado otra vista de la región en infrarrojo, es decir, un mapa del calor que desprende. Es la segunda imagen que os muestro. Toda la información en la web del Hubble. Clic para ampliar.

New view of the Pillars of Creation — visible
Crédito: NASA, ESA/Hubble and the Hubble Heritage Team
New view of the Pillars of Creation — infrared
Crédito: NASA, ESA/Hubble and the Hubble Heritage Team

Caída libre

Es un error muy común suponer que en la Estación Espacial Internacional (ISS), o en cualquier vehículo en órbita alrededor del planeta, hay ausencia de gravedad, pero en absoluto es así. Los 360 kilómetros de altura de su órbita no son suficientes para que la Tierra deje de ejercer su poderosa atracción. Pero en cambio en las imágenes que nos muestran de los astronautas y de las naves vemos perfectamente que hay ausencia de peso (microgravedad en termino técnico) ¿Cómo se aclara esto? La respuesta se llama caída libre, un termino que se usa como de pasada en el lenguaje periodístico actual sin aclarar mucho las cosas. Vamos a ver si lo remediamos.

Un objeto liberado cerca de la superficie de la Tierra caerá 4,9 metros en el primer segundo, es igual que pese un kilo que una tonelada. Y un objeto disparado horizontalmente también caerá los 4,9 metros no importa la velocidad que lleve, así una bala disparada podría recorrer en el primer segundo 700 metros horizontalmente pero seguiría cayendo los 4,9 metros. Pero ¿qué ocurriría si disparamos una bala a velocidad cada vez mayor? Si disparamos con velocidad suficiente, entonces después de haber recorrido los 4,9 metros puede estar precisamente a la misma altura del suelo que estaba antes. ¿Cómo puede ser eso? La bala sigue cayendo pero la Tierra se curva por debajo de modo que cae alrededor de ella, de ahí el termino empleado: caída libre y la velocidad necesaria para que suceda todo esto se denomina velocidad de escape que es unos 11 kilómetros por segundo. Esto es lo que pasa en los vehículos en órbita, “caen” todo el rato pero su gran velocidad hace que la curvatura de la Tierra sea apreciable y nunca llega a disminuir su altura. Técnicamente es lo mismo que un avión que realice un picado en la atmósfera, a nadie se le ocurriría decir que la gravedad a desaparecido, lo que ocurre es que el avión cae y da la sensación de que hay ingravidez.

Inspirado por Seis piezas fáciles de Richard P. Feynmam.

Satélites geoestacionarios en los Alpes suizos

Órbita geoestacionaria (escala real) (Wikipedia)

Hay que fijarse atentamente –  quizá es mejor verlo directamente en Vimeo en HD – pero en el vídeo de más abajo se pueden ver fugazmente, completamente inmóviles, justo cuando la luz, creo, del Sol ilumina sus paneles solares o el propio cuerpo de los satélites artificiales que pueblan abundantemente nuestros cielos. Concretamente en este caso son los satélites que pueden verse en los Alpes suizos, es decir, en la Europa Central. Vídeo: APOD.

Justo a 35.768 kilómetros sobre al nivel del mar, allá donde la altura ha perdido su nombre y ha pasado a llamarse distancia, está lo que se denomina órbita geoestacionaria. Esta distancia, también llamada órbita de Clarke por el escritor y científico Arthur C. Clarke, es la justa y necesaria para que un satélite este siempre sobre un mismo punto de la superficie terrestre, perfecto para satélites de comunicaciones o meteorológicos. Pues resulta que cada vez hay mas y dentro de poco tiempo habrá un verdadero problema para situarlos como se puede apreciar en esta fotografía realizada en Tucson, Arizona, enfocando hacia el ecuador y dejando el obturador abierto durante un buen rato, realizada por EPOD; los surcos son las estelas que forman las estrellas al moverse y los puntos fijos son los satélites perfectamente identificados. Clic en la imagen para ampliar.

Imagen: Bill Livingston/Pete Marenfeld