Alejandro Nieto: partitocràcia i desgovern

No os perdáis la entrevista que le hacen al catedrático de Derecho español Alejandro Nieto en el programa Singulars, aunque el programa es de TV3 Nieto responde en castellano. Habla sobre como hemos llegado a esta situación en nuestro sistema político, de la imposibilidad de corregir nada, de corrupción, de políticos y jueces. Es algo pesimista en el fondo pero es que es la pura verdad.

http://www.tv3.cat/ria/players/3ac/evp/Main.swf

Advertisements

¿Monarquía o República?

Hace unos días que la televisión pública catalana TV3 emitió un reportaje sobre si en España – y en Cataluña – somos más monárquicos que republicanos llamado precisamente ¿Monarquía o República? dentro del programa Sense ficció. Se está hablando bastante sobre el tema por estos lares.

Yo la verdad es que estoy un poco cansado de este país en el que algunos llevan discutiendo sobre el modelo de Estado desde hace décadas. Dentro de solo tres años se cumplirán cuarenta de la muerte de Franco y, en algunas cosas, parece que se haya muerto hace unos meses. Yo soy catalán y me encanta Cataluña (y, lo tengo que decir, me gustaría ser independiente) pero la verdad es que también me gusta ser realista y hay cosas que simplemente son irrealizables.

Si queréis ver el programa en este enlace lo podéis ver, aunque esta en catalán muchos de los que aparecen hablan en castellano.

Pero si os hablo de este programa es por una declaración del hispanista británico Paul Preston (1946) doctor en Historia por la Universidad de Oxford, catedrático de Historia Contemporánea española y director del Centro Cañada Blanch para el Estudio de la España Contemporánea en la London School of Economics, es decir, un verdadero especialista extranjero en este país cainita como pocos. Os transcribo lo que dice como colofón:

Con una Tercera República, la cabeza del Estado, el presidente, seria, yo creo que forzosamente, o del PSOE o del PP. Y esto, cuando pensamos en el grado de crispación, de tensión, que aún hay en España, pensar que la cabeza del Estado sea del otro bando, porque aún se tiene que hablar de dos bandos en España, yo creo que sería muy peligroso para la estabilidad política el país

El bueno de Preston nos ha tomado la medida como el mejor sastre de Savile Row, pardiez. De todas maneras, él habla de una República presidencialista tipo Estados Unidos o Francia, también podríamos escoger como modelo el italiano o el alemán en el que el presidente no tiene tanto peso político. Pero en fin, que veo a Preston imaginándonos como país como ese terrible cuadro de Goya en donde dos hombres, garrote en mano, y enterrados hasta las rodillas se baten en un tosco y fiero duelo hasta que alguno de los dos acabe con la cabeza partida. Qué pena de país, madre mía.

Rage Against The Machine – Wake up

Rage Against The Machine editaron su primer disco homónimo en 1992 el cual provoco una gran conmoción, tanto musical como por sus letras incendiarias. Una mezcla de rap, funk, punk y metal era un cóctel explosivo, complementado con una portada memorable. Esta canción es de su primer disco y adjunto la traducción.

A ver si nos ponemos un poco las pilas en el primer mundo antes que nos privaticen absolutamente todo, nos puedan bajar el sueldo a discreción, tengamos que pagar entre todos  la ludopatía bursátil de algunos bancos y del sistema financiero al completo y un largo etcétera que supongo que todos ya conocéis.  ¡Despierta!

http://grooveshark.com/widget.swf

¡Venga!
Venga, aunque intentes desacreditarlo
No obstante, nunca lo editas
La aguja, la enhebraré
Radicalmente poético
Alzado con la furia que tenían en el 66
Y como E-Double estoy loco
Aún hasta las rodillas en la mierda del sistema
Hoover era un ladrón de cuerpos
Te daré una dosis
Pero nunca se acercará
A la rabia que se acumula dentro de mí
Primero en el aire, la tierra de la hipocresía

Los movimientos vienen y se van
Los líderes hablan, los movimientos cesan
Cuando vuelan sus líderes
Porque a todos esos punkis
Les dispararon en la cabeza
Departamentos de policía, los jueces, los federales
Las redes funcionando, calmando a la gente
Ya sabes, fueron detrás de King
Cuando habló claro sobre Vietnam
Entregó el poder a los que no tenían
Y entonces llegó el disparo

Sí, de vuelta a este…
Con la poesía, flexiono la mente
Flipo como Wilson, a las vocales nunca les falta esa sutileza
Qué tengo, qué tengo que hacer para despertarte
Para sacudirte, para romper la estructura
Porque la sangre aún mana en la alcantarilla
Estoy como tomando fotos
Un chico loco abre los postigos de una patada
Marco el ritmo
Me quedo quieto y me muevo como si fuera Cassius
Hago saltitos cortos
Y les meto un izquierdazo a los fascistas
Sí, los varios federales
Que llenaron el sueño de complotes
E hicieron que terminase
Mejor que te guardes
De la retribución con la guerra mental
La vista normal y murales con metáforas
Las redes funcionando, calmando a la gente
Sabes, asesinaron a X
E intentaron culpar al Islam
Entregó el poder a los que no tenían
Y entonces llegó el disparo

Uggh!
¿Qué precio le pusieron a su cabeza?
¡Qué precio le pusieron a su cabeza!

Creo que he oído un disparo…

“Puede aspirar a este puesto de verdad, si
abandona su supuesta obediencia a la doctrina de los blancos liberales
de no-violencia…y abraza el nacionalismo negro”
“A través de la contra-inteligencia, es  posible
señalar a los agitadores potenciales… Y  neutralizarlos
¡neutralizarlos, neutralizarlos!”

¡Despierta!¡Despierta!¡Despierta!
¡Despierta!¡Despierta!¡Despierta!

¿Cuanto tiempo? No mucho,
porque cosechas lo que has sembrado.

El gran dictador

He aquí un discurso que no solo no ha perdido su vigencia después de setenta y un años, sino que parece escrito ayer mismo. Es la única pelicula en que el personaje de Charlot habla (¡y de que manera!) y la ultima en que apareció. El gran dictador, una pelicula de obligada visión.

“Lo siento, pero no quiero ser emperador. Eso no me va. No quiero gobernar o conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todo el mundo, si fuera posible: a judíos y gentiles; a negros y blancos. Todos queremos ayudarnos mutuamente. Los seres humanos son así. Queremos vivir para la felicidad y no para la miseria ajena. No queremos odiarnos y despreciarnos mutuamente. En este mundo hay sitio para todos. Y la buena tierra es rica y puede proveer a todos.

El camino de la vida puede ser libre y bello; pero hemos perdido ese camino. La avaricia ha envenenado las almas de los hombres, ha levantado en el mundo barricadas de odio, nos ha llevado al paso de la oca a la miseria y a la matanza. Hemos aumentado la velocidad. Pero nos hemos encerrado nosotros mismos dentro de ella. La maquinaria, que proporciona abundancia, nos ha dejado en la indigencia. Nuestra ciencia nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y faltos de sentimientos. Pensamos demasiado y sentimos demasiado poco. Más que maquinaria, necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos amabilidad y cortesía. Sin estas cualidades, la vida será violenta y todo se perderá.

El avión y la radio nos han aproximado más. La verdadera naturaleza de estos adelantos clama por la bondad en el hombre, clama por la fraternidad universal, por la unidad de todos nosotros. Incluso ahora, mi voz está llegando a millones de seres de todo el mundo, a millones de hombres, mujeres y niños desesperados, víctimas de un sistema que tortura a los hombres y encarcela a personas inocentes. A aquellos que puedan oírme, les digo: “No desesperéis”.

La desgracia que nos ha caído encima no es más que el paso de la avaricia, la amargura de los hombres, que temen el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará, y los dictadores morirán, y el poder que arrebataron al pueblo volverá al pueblo. Y mientras los hombres mueren, la libertad no perecerá jamás.

¡Soldados! ¡No os entreguéis a esos bestias, que os desprecian, que os esclavizan, que gobiernan vuestras vidas; diciéndoos qué hacer, qué pensar o qué sentir! Que os obligan ha hacer la instrucción, que os mal alimentan, que os tratan como a ganado y os utilizan como carne de cañón. ¡No os entreguéis a esos hombres desnaturalizados, a esos hombres-máquina con inteligencia y corazones de máquina! ¡Vosotros no sois máquinas! ¡Sois hombres! ¡Con el amor de la humanidad en vuestros corazones! ¡No odiéis! ¡Sólo aquellos que no son amados odian, los que no son amados y los desnaturalizados!

¡Soldados! ¡No luchéis por la esclavitud! ¡Luchad por la libertad!

En el capítulo diecisiete de san Lucas está escrito que el reino de Dios se halla dentro del hombre, ¡no de un hombre o de un grupo de hombres, sino de todos los hombres! ¡En vosotros! Vosotros, el pueblo, tenéis el poder, el poder de crear máquinas. ¡El poder de crear felicidad! Vosotros, el pueblo, tenéis el poder de hacer que esta vida sea libre y bella, de hacer de esta vida una maravillosa aventura. Por tanto, en nombre de la democracia, empleemos ese poder, unámonos todos. Lucharemos por un mundo nuevo, por un mundo digno, que dará a los hombres la posibilidad de trabajar, que dará a la juventud un futuro y a los ancianos seguridad.

Prometiéndoos todo esto, las bestias han subido al poder. Pero mienten No han cumplido esa promesa. ¡Ni la cumplirán! Los dictadores se dan libertad a sí mismos, pero esclavizan al pueblo. Ahora, unámonos para liberar el mundo, para terminar con las barreras nacionales, para terminar con la codicia, con el odio y con la intolerancia. Luchemos por un mundo de la razón, un mundo en el que la ciencia y el progreso lleven la felicidad a todos nosotros. ¡Soldados, en nombre de la democracia, unámonos!

Hannah, ¿puedes oírme? Dondequiera que estés, alza los ojos. ¡Mira, Hannah! ¡Las nubes están desapareciendo! El sol se está abriendo paso a través de ellas. Estamos saliendo de la oscuridad y penetrando en la luz.¡Estamos entrando en un mundo nuevo, un mundo más amable, donde los hombres se elevarán sobre su avaricia, su odio y su brutalidad! ¡Mira, Hannah! ¡Han dado alas al alma del hombre y, por fin, empieza a volar! ¡Vuela hacia el arco iris, hacia la luz de la esperanza! ¡Alza los ojos, Hannah! ¡Alza los ojos!”

Escépticos: ¿Homeopatia?

Nuevo programa emitido en el lunes pasado en streaming en la web de ETB de la serie Escépticos en este caso dedicado a la homeopatía. Vale mucho la pena ver este programa más que nada para aclarar conceptos de como funciona esta “técnica medica”. No hay que ser un genio para darse cuenta de que diluir un principio activo “natural” miles de veces hasta que no queda rastro de él en el producto que al final se pone a la venta no puede tener absolutamente ningún efecto. Es de sentido común.

El efecto que produce esta generado por el cerebro del que lo toma, un simple efecto placebo. No habría nada que objetar a esta técnica – en el caso que se tomara en casos leves y con la supervisión médica  adecuada – sino fuera por el negocio que se ha creado a su alrededor (los “medicamentos” homeopáticos no son precisamente baratos) y una industria que, inexplicablemente, no tiene que pasar por ningún estudio previo – un estudio riguroso y científico, se entiende – para que sus productos se vendan en farmacias. Algo que, particularmente, es lo que más me ha sorprendido del programa.

La serie Escépticos ha sido creada escrita y dirigida por José A. Pérez del blog Mi mesa cojea y presentado por Luis Alfonso Gámez de Magonia.

http://c.brightcove.com/services/viewer/federated_f9?isVid=1

Más sobre el tema en Pasa la vida:

Matthew Tree – L'endemà del dissabte

Matthew Tree (Londres, 1958) es un escritor afincado desde 1984 en Barcelona en, donde aparte de publicar novelas, relatos y ensayos (tanto en inglés como en catalán), también colabora en radios, cadenas de televisión o periódicos. Cada domingo escribe una crónica en el diario El Punt Avui con el nombre de L’endemà del dissabte (El día después del sábado). Este domingo escribió un artículo que en principio solo quería referenciarlo pero que al final he traducido, más que nada para que os acojonéis un poco, que siempre es estimulante.

Fe. El mes de agosto del año que viene, se escogerá el candidato definitivo para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. Por lo que se ve, hay muchas posibilidades de que el candidato escogido sea una persona – para decirlo suavemente – que no toca del todo con los pies en el suelo.

Creencia. Entre los favoritos, por ejemplo, está Mitt Romney, el cual – como creyente mormón – sigue al pie de la letra los preceptos de un texto supuestamente escrito (en un idioma desconocido denominado egipcio reformado) en dos placas de oro enterradas por una tribu de indios americanos (descendientes, según los mormones, de unos emigrados israelitas que poblaron la América del Norte el 600 a. C) en una colina y descubiertas en 1837 por un tal Joseph Smith, el fundador del mormonismo – un hombre que, por cierto, tenía antecedentes penales por estafa – el cual hizo una traducción al inglés. Otro de los candidatos favoritos es Rick Perry, un entusiasta de las armas de fuego que niega la existencia del cambio climático, que quiere que el creacionismo forme parte del currículo científico en las escuelas públicas de todo el país y que ha dado su conformidad a la ejecución de 230 presos desde que ostenta el cargo de gobernador de Texas.

Ley. Tanto Romney como Perry, pero, parecen logicistas ejemplares si se los compara con Michelle Bachmann – popularísima en los sectores más conservadores del partido – que (según un reciente reportaje de The New Yorker) es una simpatizante del llamado dominionismo, un movimiento formado por cristianos literalistas que quieren que la ley del Antiguo Testamento – que recomienda la pena de muerte para homosexuales y adúlteros – sea vigente en todo Estados Unidos. Bachmann ha fundado una escuela privada, New Heights, en donde se prohíben películas como Aladdin por ser demasiado “paganas”. Quiere que sus mandamientos sean colgados en todas las escuelas, cree que los Beatles fueron manipulados por los comunistas y que los esclavos afroamericanos del pasado tenían una relación armoniosa y cristiana con sus amos blancos. Es como si los equivalentes a José María Aznar, el cardenal Rouco Varela, Pío Moya y Sandro Rey se hubiesen fundido, los cuatro, en el cuerpo de una mujer que podría ser la comandante en jefe de la nación más poderosa de planeta (aún). Si lo consiguen, entonces sí que tendremos que aprender a rezar. A quien sea.

Que Thor nos coja confesados si alguno de estos personajes logra alcanzar la presidencia de los Estados Unidos, al final nos va a parecer que George Bush hijo y sus sátrapas fueron un excelente gobierno.

Matthew Tree – L’endemà del dissabte

Matthew Tree (Londres, 1958) es un escritor afincado desde 1984 en Barcelona en, donde aparte de publicar novelas, relatos y ensayos (tanto en inglés como en catalán), también colabora en radios, cadenas de televisión o periódicos. Cada domingo escribe una crónica en el diario El Punt Avui con el nombre de L’endemà del dissabte (El día después del sábado). Este domingo escribió un artículo que en principio solo quería referenciarlo pero que al final he traducido, más que nada para que os acojonéis un poco, que siempre es estimulante.

Fe. El mes de agosto del año que viene, se escogerá el candidato definitivo para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. Por lo que se ve, hay muchas posibilidades de que el candidato escogido sea una persona – para decirlo suavemente – que no toca del todo con los pies en el suelo.

Creencia. Entre los favoritos, por ejemplo, está Mitt Romney, el cual – como creyente mormón – sigue al pie de la letra los preceptos de un texto supuestamente escrito (en un idioma desconocido denominado egipcio reformado) en dos placas de oro enterradas por una tribu de indios americanos (descendientes, según los mormones, de unos emigrados israelitas que poblaron la América del Norte el 600 a. C) en una colina y descubiertas en 1837 por un tal Joseph Smith, el fundador del mormonismo – un hombre que, por cierto, tenía antecedentes penales por estafa – el cual hizo una traducción al inglés. Otro de los candidatos favoritos es Rick Perry, un entusiasta de las armas de fuego que niega la existencia del cambio climático, que quiere que el creacionismo forme parte del currículo científico en las escuelas públicas de todo el país y que ha dado su conformidad a la ejecución de 230 presos desde que ostenta el cargo de gobernador de Texas.

Ley. Tanto Romney como Perry, pero, parecen logicistas ejemplares si se los compara con Michelle Bachmann – popularísima en los sectores más conservadores del partido – que (según un reciente reportaje de The New Yorker) es una simpatizante del llamado dominionismo, un movimiento formado por cristianos literalistas que quieren que la ley del Antiguo Testamento – que recomienda la pena de muerte para homosexuales y adúlteros – sea vigente en todo Estados Unidos. Bachmann ha fundado una escuela privada, New Heights, en donde se prohíben películas como Aladdin por ser demasiado “paganas”. Quiere que sus mandamientos sean colgados en todas las escuelas, cree que los Beatles fueron manipulados por los comunistas y que los esclavos afroamericanos del pasado tenían una relación armoniosa y cristiana con sus amos blancos. Es como si los equivalentes a José María Aznar, el cardenal Rouco Varela, Pío Moya y Sandro Rey se hubiesen fundido, los cuatro, en el cuerpo de una mujer que podría ser la comandante en jefe de la nación más poderosa de planeta (aún). Si lo consiguen, entonces sí que tendremos que aprender a rezar. A quien sea.

Que Thor nos coja confesados si alguno de estos personajes logra alcanzar la presidencia de los Estados Unidos, al final nos va a parecer que George Bush hijo y sus sátrapas fueron un excelente gobierno.