DarwinTunes explica la evolución de la música por la selección de la audiencia

Un equipo internacional de científicos ha creado el programa bioinformático DarwinTunes para demostrar el papel del oyente en la evolución de las melodías. Como en la teoría de las especies, sobrevive la que mejor se adapta, es decir, la más escuchada.

El ruido pasó a ser música atractiva después de 2.500 generaciones de bucles. Imagen: Pixel Boogie

“La selección musical de la audiencia es una fuerza creativa”, dice a SINC Robert M. MacCallum, investigador del Imperial College London (Reino Unido). Este biólogo computacional y su equipo de científicos ingleses y japoneses han creado el programa informático DarwinTunes. Según afirman en un artículo que se publica en PNAS, el mecanismo de la selección natural también es útil para explicar la evolución de la música.

El software DarwinTunes reproduce aleatoriamente bucles de audio, que son secciones cortas de sonido creadas para ser repetidas, lo que en música electrónica se conoce con el anglicismo de loop. Mediante un algoritmo, los investigadores crearon ‘genomas digitales’. Cada uno de ellos codificaba un programa con información específica sobre la posición de las notas, la instrumentación y la interpretación que, al ejecutarse, emitía un loop.

La única presión selectiva a la que se sometieron los bucles fue a la audición y valoración de 7.000 participantes en la interfaz. Durante el experimento, los bucles mejor clasificados se replicaron para producir nuevos cortes sonoros. De la misma forma que pasa con los seres vivos, la recombinación y las mutaciones del material original crearon material nuevo.

Lo que era ruido pasó a ser música atractiva después de 2.500 generaciones de bucles, en parte debido a la evolución de los acordes y los ritmos estéticamente agradables.

Según los investigadores, esto demostraría que la diversidad musical no nace únicamente de la trasmisión de un músico a otro. También influyen las preferencias del oyente a la hora de reproducir y difundir las canciones.

“Antes de nuestro experimento ya sospechábamos que los estilos musicales evolucionaban por un proceso de selección”, dice MacCallum después de analizar los datos de DarwinTunes.

Referencia bibliográfica:

MacCallum, R.M.; Mauch, M.; Burt, A., Leroi, A.M. “Evolution of music by public choice”. Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), 18 de junio de 2012. DOI: 10.1073/pnas.1203182109

Artículo publicado en Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

Advertisements

¿Qué es el arte?

¿Qué es el arte? Esta es la pregunta que se hace John Carey en su ameno e interesante libro ¿Para que sirve el arte? Y lo intenta responder citando a filósofos o a críticos de arte. Ahí van unas muestras.

Harold Osborne: las obras de arte son objetos “adaptados para inducir la contemplación estética en un observador adecuadamente entrenado y preparado

John Dewey: “Cuando la estructura del objeto es tal que su fuerza interactúa felizmente (pero no con demasiada facilidad) con las energías que surgen de la experiencia misma; cuando sus afinidades y antagonismos mutuos colaboran para producir una sustancia que se desarrolla acumulativamente y certeramente (pero no con demasiado regularidad) hacia la plenitud de los impulsos y las tensiones, entonces, sin lugar a dudas, estamos ante una obra de arte

Immanuel Kant o los kantianos: “Las obras de arte pertenecen a una categoría especial de cosas, una categoría reconocida y testimoniada por ciertos individuos altamente dotados que las han visto en estado de contemplación pura y su jerarquía en tanto tales es absoluta, universal y eterna

A. C. Danto: “Aquello que hace que algo sea una obra de arte es que alguien piense que es una obra de arte

John Carey: “ Una obra de arte es cualquier cosa que alguien la considere como tal, aunque solo lo sea para ese alguien”

Y yo añadiría otra definición que leí hace tiempo, no me acuerdo donde: “Una obra de arte es algo que esta en una galería de arte o en un museo” y otra aún del gran Philip K. Dick que aparece en su cuento corto Servir al amo, según un personaje arte es: “Trabajo creativo, dirigido hacia la realización de una aspiración personal“.

El libro trata de muchas mas cosas aunque yo me haya centrado en esta peliaguda pregunta, un libro que se lee con suma facilidad y, repito, muy ameno.

¿Para que sirve el arte? John Carey. Editorial Debate 2007.

Frank Frazetta – Ilustraciones

Hubiese jurado que cuando falleció en mayo de 2010 el gran pintor e ilustrador neoyorquino Frank Frazetta (1928-2010) le dediqué un post pero compruebo ahora que no es así, voy a remediar eso. Frazetta fue una institución en sí mismo en el cómic casi desde que comenzó a publicar en 1944, con solo 16 años, en DC Comics, más tarde deslumbró en su época de la Warren entre 1965 y 1973, fue un autentico especialista en portadas y hasta realizó algunos carteles para películas. Podéis ver más trabajos en su página oficial y la no oficial. Clic para ampliar.

Ian InGram – Dibujos y pinturas

Excepcionales trabajos del estadounidense Ian InGram. Son cuadros de gran tamaño (alrededor de 2 x 1,27 metros) y con una gran variedad de técnicas en su producción: carboncillo, pasteles, bordados, acuarelas e incluso pan de oro y plata sobre papel. Una autentica delicia. Podéis ver más trabajos en su página. Lo he encontrado en el gran blog KlíntBaLan.

Jean Giraud ‘Moebius’ – El Garaje Hermético

Poco puedo añadir a lo que ya se ha dicho sobre el genial artista y guionista galo Jean Giraud ‘Moebius’ (1938-2012), se lo llevó un mal viento hace apenas cuatro días en forma de una larga lucha contra un cáncer. Solo reseñar brevemente sus nada menos que 37 álbumes (como dibujante primero y después también como guionista) del El Teniente Blueberry, El Garaje Hermético, los 7 álbumes de El Incal – junto con Alejandro Jodorowsky – , Mayor Fatal y tantos y tantos más que me dejo en el tintero. Como visionario diseñador de conceptos también trabajo en la industria cinematográfica en películas como el primer Alien, Blade Runner, Tron, The Abyss o El quinto elemento y últimamente en otra industria potente: la de los videojuegos en titulos como Pilgrim, Panzer Dragoon o Seven Samurai 20XX. En su entrada en la Wikipedia hay una pormenorzación extensa de sus trabajos.

Personalmente sigo con devoción los trabajos de Giraud o Moebius o Gir desde que empece a leerle (y a admirar su intrincado trabajo) en la revista Mortadelo a principios de los años 70 del siglo XX. Era la única serie, digamos, seria y realista (era El Teniente Blueberry) y ya entonces, con siete, ocho o nueve años me di cuenta de que ese dibujante era un genio. Años más tarde fueron  las revistas Totem y Metal Hurlant las que me permitieron admirar su trabajo para adultos y más tarde aún con sus álbumes tanto de series como de dibujos. Una autentica delicia tanto en su dibujos como en sus guiones, encuadres, colores y su única y pionera visión de como se tenía que hacer una historieta (o cómic o BD, como prefiráis).

Se ha apagado una luz muy potente queridos lectores y hasta dentro de algún tiempo no se podrá estudiar con la justa perspectiva lo importante que ha sido Moebius. Es un tópico que han utilizado bastantes medios para definirlo pero no tengo más remedio que unirme a ellos: creo firmemente que  hay un antes y un después en la historia del cómic mundial con la aparición de Jean Giraud.

Como muestra de su excelente trabajo como dibujante en blanco y negro os muestro unas planchas de su, para mi, obra maestra. El Garaje Hermético. Una historia que parece concebida como quien escribe con escritura automática – el propio Moebius admitió que no planifico ni su guión ni el dibujo – y que posee unas imágenes de indudable potencia visual.

No soy muy partidario de enlazar a paginas de descarga, pero en este caso voy  a hacer una excepción. Además de poder comprar sus numerosas ediciones en español en Norma Comics también os enlazo a un post de Taringa en donde hay un buen numero de sus álbumes escaneados. Me reservo el derecho en las próximas semanas de presentar más trabajos suyos. Abajo de las imágenes hay enlaces a post con obras suyas. Clic para ampliar.

Más sobre el tema en Pasa la vida:

Nancy Fouts – Esculturas

Nancy Fouts es una artista estadounidense afincada en Londres autora de esta serie de esculturas –  no manipulaciones fotográficas (según dice odia el Photoshop) – con un tono entre surrealista y humorístico, de naturaleza paradójica  y que demuestra que posee una agudeza y  una forma de ver las cosas de diferente manera. Sus trabajos me recuerdan – a otro nivel – la poesía visual del desaparecido artista catalán Joan Brossa. Podéis ver más obras de Fouts en su página. Clic para ampliar.

Vía Empty Kigdom